Dos meses luego del primer caso detectado en China, la epidemia de Coronavirus sigue vigente en el mundo. Actualmente, se han confirmado más de 75.000 casos de personas infectadas en el mundo, con un total de 2.130 muertes a causa del virus denominado COVID-19.

Frente a la aparición de esta epidemia, el gobierno de China decidió aplicar medidas de cuarentena. Hoy en día, muchos trabajadores no han podido retornar a sus puestos de trabajo, lo cual ha retrasado la producción de muchas empresas del país asiático, afectando su actividad comercial tanto dentro del país como sus compromisos internacionales.

Para proteger a sus empresas de daños legales, el gobierno emitió más de 1600 certificados de “fuerza mayor” que fueron entregados a compañías de más de 30 sectores cubriendo un valor total de contratos de u$s 15.700 millones. Este certificado cubre a las empresas por no cumplir o cumplir de manera parcial con sus obligaciones contractuales, y es reconocido por gobiernos, aduanas, asociaciones comerciales y empresas de más de 200 países.

Además, frente a la nueva información y para facilitar el trámite, el Ministerio de Comercio instruyó a asociaciones comerciales de distintos rubros para que colaboren con asesoramiento legal y la solicitud del certificado a aquellas compañías que lo requieran.

Se prevé un descenso temporal de la actividad a nivel general pero se confía que, una vez contenida la epidemia, la actividad se normalice con rapidez, eliminando los cuellos de botella que esta situación pudiese generar.

Fuente: El Cronista.