El objetivo de una “Empresa de triple impacto” o “Empresa B” es integrar el desarrollo económico, social y la protección ambiental. Sin resignar buenos resultados económicos, estas organizaciones se comprometen a tomar decisiones que beneficien a la comunidad y al medioambiente.

Las “Empresas B” incorporan este objetivo a su misión de manera obligatoria, incluso modificando sus estatutos. Además, publican informes anuales y auditorías de acceso público que demuestren su transparencia. La finalidad es alcanzar altos estándares de transparencia, rendición de cuentas y de desempeño

Este modelo también enriquece el clima laboral y la relación con los proveedores, favoreciendo a toda la cadena de valor. De esta forma se busca impactar positivamente en los empleados, la sociedad y el medioambiente.

Esta tendencia que revoluciona la manera de desarrollar las actividades económicas está ganando espacio. En Argentina existen 99 “Empresas B”, ubicándose en el tercer lugar en Latinoamérica, detrás de Chile (158) y Brasil (129).

En C&F es nuestro objetivo certificarnos como “Empresa de triple impacto” porque significa confirmar nuestro compromiso con la sustentabilidad. Ya contamos con la certificación “Oficina consciente Nivel Plata” de Eco House, y con miembros capacitados en la norma ISO IRAM 26001 sobre Responsabilidad Social.