Este año aprendimos a convivir con esta nueva normalidad, incorporando a nuestras vidas el alcohol al 70%, el barbijo y la distancia social. Mientras tanto las importaciones y las exportaciones debieron seguir. Este fue el camino del comercio exterior en este año tan particular:

Licencias de importación: el año comenzó con modificaciones al régimen. Se redujo la validez de las licencias a 90 días corridos y las tolerancias, en teoría sólo para las Licencias No Automáticas (LNA) sobre el precio unitario y cantidad en más, al 5%. En Argentina hay cerca de 19.000 posiciones arancelarias SIM. De estas cerca del 10% tienen LNA. A principios de año se aprobaban sin dificultad. Cerramos el 2020 con empresas con sus SIMIs pendientes. En julio de 2020 se dictó la primera cautelar en el que la Justicia ordenó a la Aduana y al Gobierno a despachar a plaza mercadería con licencia observada.

Pago de importaciones: En mayo el BCRA publicó la Comunicación 7030, y que fue modificada en varias oportunidades. Los importadores pyme que quieren pagar sus importaciones hoy tienen que seguir una serie de pasos: 1) Pueden pagar sin problema si sus importaciones del año superan los pagos realizados. 2) Si eso no ocurre hay un límite de U$S 1 millón (2 millones para insumos médicos) entre pagos anticipados y a la vista, que aún no tienen despacho asociado, y pagos diferidos realizados a partir de julio. 3) Si se supera el límite anterior, sólo se pueden hacer pagos a la vista y diferidos. Las grandes empresas con deuda superior a U$S1 millón por mes, debieron refinanciar su deuda y se autorizó sólo el pago de hasta un 40%.

Derechos de exportación: Comenzamos el año con los derechos del Decreto 793 (tope de $3) y un segundo grupo de mercaderías que pagan alícuota (Decreto 37/19 modificado por el Dto. 230/2020). Luego de los anuncios del Ministro Guzmán el 1 de octubre surge un tercer grupo de nuevos derechos: Se eliminaron y redujeron en la industria y se suprimieron los del sector automotriz para exportaciones incrementales extra Mercosur (Decreto 789). Hubo una reducción en el sector minero (Decreto 785) y reducción transitoria en el sector sojero (Decreto 790). El 31/12/2020 vencen los derechos del Decreto 793 del tope de 3 pesos por dólar. También se vence el plazo para eximición de derechos de exportación para exportaciones incrementales (Decretos 280 y 335).

Exporta Simple: el Decreto 865/18 lo eximió de derechos de exportación. Como el Decreto 789 de las recientes modificaciones elimina “toda alícuota preexistente” para las mercaderías ahí comprendidas, los couriers empezaron a aplicar derechos de exportación a Exporta Simple. No es una buena interpretación de la normativa y no condice el sentido de lo que el Gobierno vino a buscar con los últimos cambios.

Plazo de espera para pago de derechos: durante los primeros meses del año se perdonó, por sucesivas resoluciones de AFIP a las empresas con deuda. La última prórroga fue hasta el 31 de octubre. Hoy las empresas tienen 60 días corridos o 90 días corridos, en su mayoría, y para algunas corre el viejo plazo de 120 días o ingreso de divisas del Decreto Reglamentario del Código Aduanero. Los nuevos operadores o aquellos de comportamiento fiscal no acorde a parámetros AFIP están excluidos por la “lista negra” que administra la División Selectividad Aduanera de DGA.

Reintegros de exportación: Luego de la reducción (Decreto 767/18), el Gobierno aumentó los reintegros para bienes finales industriales al 7% y para insumos industriales al 5%.

Incoterms 2020: Este año estrenamos una nueva versión. La novena. Lo más relevante, es por un lado el reemplazo del Incoterm DAT (Delivered At Terminal) por el incoterm DPU (Delivered at place Unloaded), facilitando que la descarga no sea sólo en una terminal y pueda ser en un lugar. Por otro lado, en los incoterms CIP o CIF, el seguro, que antes era de mínima, ahora debe ser de máxima en transporte aéreo o terrestre, y continúa de mínima en marítimo, entendiendo la Cámara de Comercio Internacional que por esta vía circula la mayor parte de los commodities en el mundo. Por supuesto, las partes pueden de común acuerdo convenir lo contrario.

Un año especialmente difícil

En 2020 el PBI mundial caerá alrededor de un 7% y el comercio global cerca de un 14%, la mayor caída desde la crisis de 1930. En la Argentina el PBI real caerá cerca de 12%. Para nuestro país la buena noticia es que cerraremos el año con un superávit que se explica por mayor caída de importaciones que de exportaciones. La mala noticia es la brecha del 100% que acentúa la pérdida de reservas, con importadores tratando de anticipar pagos y exportadores tratando de demorar cobros.

Fuente: La Nación